HISTORIA

Café Granja La Esperanza representa el corazón de la cultura cafetera colombiana. La primera finca “Potosí”, fue adquirida por Israel Correa y Carmen Rosa Vega (abuela) en 1930, cuando llegaron a la zona norte del Valle del Cauca, como parte de un movimiento cultural, económico y social llamado La Colonización Antioqueña, donde muchas familias, principalmente del departamento de Antioquía, empezaron a buscar tierras no ocupadas en las regiones del sur y central de Colombia. La pareja tuvo 14 hijos entre los que estaba Blanca Ligia Correa (madre), quien se casó con Juan Antonio Herrera (padre), los cuales fueron asignados para trabajar y vivir en la finca Potosí. En 1945, Juan Antonio decidió introducir tres diferentes variedades a la ya existente Typica, y es de esta forma como se empezó el cultivo de Bourbon Amarillo, Bourbon Rojo y Caturra. Este hecho abarca el nacimiento de Café Granja La Esperanza.

Durante los próximos años no hubo cambios importantes en su estilo de vida, además de levantar y criar una gran familia, como era la tradición de Colombia en esos días. A raíz de este hecho y la falta de mano de obra, los hijos de la familia pudieron compensarla haciendo trabajos en la finca. Después de 11 niños y muchos años de trabajo duro, la finca fue muy productiva, independientemente de los cambios internos en el país y los altibajos del mercado internacional del café. Dos de los once niños, Rigoberto y Luis, mostraron especial interés en la producción y procesamiento del café, decidendo darle una nueva dirección a este producto, cambiando los cultivos a la producción orgánica, a finales de los años 90. Además de Potosí, otra finca en la región de Trujillo fue adquirida para ampliar la producción orgánica, finca La Esperanza. En el año 2007 Don Rigo tuvo la oportunidad de arrendar y administrar una finca de café en la región de Boquete en Panamá, llamada “La Carleida”; un año después obtuvo el primer lugar en el “Best of Panamá”, organizado por la Asociación de Cafés Especiales de Panamá. En este punto, se decidió llevar algunas de las semillas de Geisha a Colombia, iniciando una nueva era en la historia de Granja La Esperanza.

“Es increíble como el mundo cambia a través de los ojos de una buena taza de Café”.
Donna A. Favors

Hoy en día, Café Granja La Esperanza se especializa en la producción y comercialización de variedades especiales de cafés, enfrentando grandes desafíos como la adaptación de estas variedades a las condiciones de suelo y clima de Colombia, y directamente a todos los mercados de cafés especiales en el mundo. Nuestros perfiles son reconocidos y muy apreciados, y cada día continuamos mejorando y buscando siempre marcar la diferencia.